Sector Pesquero

Asegura que esto daña al conjunto de la industria

La industria pesquera irlandesa condena los bloqueos portuarios a arrastreros españoles y franceses en el suroeste del país

Flota irlandesa amarrada en Killybegs, Irlanda.


25/03/2020 17:00:00

Siete de las organizaciones pesqueras más grandes de la República de Irlanda han condenado los recientes bloqueos portuarios en Dingle y Castletownbere que impiden el acceso y desembarque a los arrastreros españoles y franceses como “innecesarios, alarmistas y sin ningún fundamento razonable ni racional”. La Organización Irlandesa de Productores de Pescado (IFPO), Organización Irlandesa de Productores de Pescado del Sur y del Este (ISEFPO), Organización de Pescadores de Killybegs (KFO), Cooperativa de Pescadores de Castletownbere, Cooperativa de Pescadores de Clogherhead, Galway y Aran Fishermen's Co- Op y Foyle Fishermen's Co-Op han emitido un comunicado conjunto en defensa de las flotas española y francesa.

“Los bloqueos que impiden que los barcos franceses y españoles descarguen sus capturas solo dañarían a la industria irlandesa a largo plazo”, explican los administradores de las organizaciones, que trataron de “tranquilizar al público” de que se aplican “condiciones extremadamente estrictas con respecto al movimiento de la tripulación a la luz de la pandemia de Covid-19”.

El Departamento de Transporte irlandés ha introducido medidas de emergencia para todos los buques que ingresan a los puertos irlandeses mediante los cuales se debe presentar una ‘Declaración de salud marítima’ antes de la llegada. “Las autoridades pueden rechazar la entrada en caso de informes incompletos”, indican las organizaciones. Esto, “junto con las pautas del Servicio Ejecutivo de Salud (HSE) ya existentes y las restricciones gubernamentales que entraron en vigencia a la medianoche del 24 de marzo, significa que la industria pesquera ha dado un paso al frente, no solo en términos de restringir la propagación de Covid-19, sino también de garantizar que el suministro de comida se mantiene”, añade la flota irlandesa.

Las organizaciones enfatizaron que ha mantenido “relaciones de trabajo cordiales y profesionalmente sólidas con sus homólogos franceses y españoles”, así como con la industria europea en general, y argumentaron que las protestas como las que tuvieron lugar en Dingle y Castletownbere en las últimas 48 horas “no fueron del interés de nadie y no debe repetirse”.